This is an automatically generated PDF version of the online resource brazil.mom-rsf.org/en/ retrieved on 2019/08/26 at 02:40
Reporters Without Borders (RSF) & Intervozes - all rights reserved, published under Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.
Intervozes LOGO
Reporteros sin fronteras

Sociedad

La población brasileña es de 207,7 millones de personas, según estimación para 2017 de la Fundación Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) publicada en el Diario Oficial de la Unión el 30/08/2017. La ciudad más poblada del país es São Paulo (en el estado de São Paulo), con 12,1 millones de habitantes, lo que equivale a decir que el 5,8% de la población brasileña vive en un único municipio. Después, aún entre las ciudades más populosas, siguen Río de Janeiro (en el estado de Río de Janeiro), con 6,5 millones; Salvador (en el estado de Bahía) y Brasilia (en el Distrito Federal), con cerca de 3 millones de habitantes cada - la capital nacional se acaba constituyendo un caso aparte porque todo el Distrito Federal, que posee un área de 5.800 km², forma un " el único municipio, Brasilia, subdividido en 31 áreas administrativas.


La mayor parte de la población vive en áreas urbanas, cerca del 84% de los habitantes, mientras que el resto del 16% vive en zonas rurales. Pero ese es un fenómeno reciente, constatado a partir de los años 1960, después de que el país ingresó en un período de rápida industrialización a partir de los años 1950. Como las fábricas instaladas en las áreas urbanas necesitaban mano de obra, y como había expectativa de una mejor calidad de vida en las ciudades, la población fue incentivada a migrar. Hasta entonces, la mayor parte de la población brasileña vivía en el campo. Este éxodo rural ocurrido en un intervalo de pocas décadas y el consiguiente crecimiento acelerado de la población urbana tuvieron un gran impacto sobre la estructura social del país, produciendo cinturones de pobreza en torno a los grandes centros, en los que era escaso el acceso al saneamiento, vivienda y empleo.


En la actualidad, más de la mitad de la población brasileña (precisamente el 56,5% de la población, lo que corresponde a 117,2 millones de personas) vive en sólo 310 municipios, que es el cuantitativo de municipios del país cuya población es de más de 100 mil habitantes. Este cuantitativo corresponde al 5,6% del total de 5.570 municipios existentes en Brasil, distribuidos por las 27 unidades de la federación (26 estados más el Distrito Federal). Por lo tanto, 56,5% de la población brasileña vive en apenas el 5,6% de los municipios, mientras que la población restante, que corresponde al 43,5% del total, reside en los demás 94,4% de los municipios. Las ciudades con más de 500 mil habitantes, que son en número de 42, concentran el 30,2% de la población del país (62,6 millones de personas). La mayor parte de los municipios brasileños (68,3% del total) posee hasta 20 mil habitantes y alberga apenas el 15,5% de la población (lo que corresponde a 32,2 millones de personas).


Con un área total de 8,5 millones de km², Brasil es el quinto país más grande del mundo en extensión territorial y el sexto en población. Entre los estados que componen la República Federativa del Brasil, los tres con mayor población se encuentran en la región Sudeste del país, que es aquella donde primero se iniciaron los procesos de urbanización e industrialización, mientras que los cinco estados con menor población se encuentran en la región Norte, caracterizada por las presencias imponentes de la Selva Amazónica y del Río Amazonas y afluentes.


São Paulo es así el estado más poblado, con 45,1 millones de habitantes, lo que equivale al 21,7% de la población del país, seguido de Minas Gerais, con 21,1 millones, y Río de Janeiro, con 16,7 millones de personas. En consecuencia, el estado más poblado fuera de la región Sudeste es Bahía, con 15,3 millones de habitantes, seguida de Rio Grande do Sul y de Paraná, ambos en la región Sur, con 11,3 millones de personas cada uno. El estado con menor población es Roraima, con 522,6 mil habitantes, seguido de Amapá, con 797 mil; Acre, 829 mil; Tocantins, 1,5 millones; y Rondônia, 1,8 millones. La cantidad de habitantes por km² en los estados de la región Norte es inferior a 6 personas, mientras que en los estados más industrializados y urbanizados se encuentran densidades demográficas superiores a 360 habitantes por km².


La mejora en las condiciones de salud, saneamiento y educación en las décadas recientes ha provocado un aumento expresivo en la expectativa de vida de la población brasileña. En 1940, el brasileño esperaba vivir, en promedio, sólo 46 años. En 2016, la expectativa media de vida de la población brasileña supera los 75 años. Por otro lado, esa elevación de la expectativa de vida de los brasileños en pocas décadas, aliada a la disminución expresiva en las tasas de fecundidad, hace que las políticas públicas en áreas como educación, salud, asistencia y previsión social tengan que ser reevaluadas, en la medida en que el número de jóvenes está decreciendo y, el de ancianos, está siendo ampliado. Entre los más de 200 millones de habitantes en Brasil, el 51,4% son mujeres y el 48,6% son hombres. El número promedio de hijos por mujer cayó de 6,3 a 1,9 en un período de apenas 50 años, entre 1960 y 2010 - año del último censo realizado por la Fundación IBGE.


En términos de creencia religiosa, el censo de 2010 apunta a los evangélicos como el segmento que más creció en Brasil, pasando del 6,6% de la población, en 1980, al 22,2% - el término "evangélicos" es empleado tanto para las iglesias pentecostales y neo pentecostales como para las protestantes. Por su parte, el porcentaje de católicos, aunque venga registrando reducciones a cada censo realizado, sigue representando a la mayoría de la población, esta vez con un índice del 64,6%. El censo de 2010 aún registró el 2,0% de espíritas y el 0,3% de adeptos de religiones de matriz africana, aunque estos datos pueden estar subestimados, ya que se permite la elección de un único credo religioso por el entrevistado, lo que contraría cultura existente en el país de eclecticismo religioso y de frecuencia simultánea a más de una doctrina religiosa. Por último, aquellos que se declaran sin religión representaron el 8,0% de la población.


En lo que se refiere al origen étnico, la encuesta nacional por muestra de domicilios divulgada por la Fundación IBGE con base en datos de 2015 apuntaba a una distribución prácticamente igualitaria entre autodeclarados blancos, el 45,2% de la población, y autodeclarados pardos, el 45,1% . La investigación daba sólo tres opciones para la pregunta "cuál es su color?": blanco, negro o parda. La población autodeclarada negra correspondió al 8,9% de los entrevistados. El censo de 2010 apuntaba a una población de casi 2 millones de "amarillos" (1,1%) y de sólo 817 mil indígenas (0,4% de la población del país) - se estima entre 1 millón y 5 millones el número de los indígenas que vivían en el país con la llegada de la primera extranjera (en este caso, portugués) en el año 1500. la población indígena se concentró en las zonas rurales (60,8%), mientras que sólo el 15,6% de la población total en las regiones.

 

 

  • Project by
    Intervozes LOGO
  •  
    Reporteros sin fronteras
  • Funded by
    BMZ